125 becarios recibieron una segunda oportunidad para completar su educación secundaria

El programa de educación flexible se desarrolló en comunidades rurales del país.

Más de un centenar de salvadoreños recibieron una segunda oportunidad para culminar sus estudios de educación secundaria, gracias a un programa de becas otorgado a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). ).

El objetivo del proyecto “Becas para oportunidades educativas” es llegar a retornados o posibles candidatos a migrar irregularmente a retomar sus estudios a través de modalidades flexibles integrales. Esto permitió la nivelación educativa de los beneficiarios provenientes de distintos puntos del territorio nacional.

Los 125 becarios recibieron su título de grado en las instalaciones de la Universidad Don Bosco en San Salvador. Este proyecto se desarrolló gracias a una inversión de $20 millones donados por el Gobierno de los Estados Unidos, que otorgará aproximadamente 6,450 becas para programas de educación técnica de dos años, cursos técnicos vocacionales, así como programas acelerados para completar la escuela secundaria.

Estas becas se otorgan a personas de escasos recursos, por lo que se incluyen costos de matrícula, transporte, alimentación, e incluso se les dotó de un dispositivo electrónico como laptop o tablet como herramienta de apoyo a los estudiantes de la modalidad de carrera acelerada. tecnicas

Graduación de Beca USAID
Una becaria recibe una licenciatura con su hijo de cuatro años. Foto HRE/Lissette Monterrosa

Con este proyecto de USAID y la OIM, en coordinación con el Ministerio de Educación, la Fundación Integral Salvadoreña (FEDISAL) y la Universidad Don Bosco (UDB), los participantes no solo tuvieron la oportunidad de completar un nivel académico, sino que también recibieron asesoría para la búsqueda de un nuevo empleo acompañada de una formación enfocada a este objetivo.

William H. Duncan, embajador de Estados Unidos en el país, destacó la importancia de estos programas porque “son personas que por alguna razón por accidentes de la vida u otra no pudieron graduarse de la preparatoria, algunos estuvieron años sin estudiar y ahora gracias a este programa pudieron regresar a la escuela y ahora tienen sus títulos. Es algo muy emocionante, tenemos padres».

Una de las situaciones que resaltó el embajador es la importancia de darle una nueva oportunidad a estos sectores.

“Es tan importante para sus vidas, pero también para el país, tener el crecimiento económico que el país quiere, necesitamos una fuerza laboral que esté educada”, declaró el jefe diplomático.

El programa seguirá apoyando a más salvadoreños.

“Es lamentable cómo los jóvenes no quieren aprovechar las oportunidades”, respondió salvadoreño

David Perdomo, de 39 años, se vio en la necesidad de emigrar del país por la inseguridad que enfrentaba, abandonando sus estudios en 2004. Trabajó cinco años en el extranjero, sin embargo, se encontraba en una posición vulnerable y decidió regresar.

Luego de ser animado por su esposa a terminar sus estudios, quiere convertirse en una inspiración para sus hijas. “Dejé de estudiar por fuertes razones, tuve que irme del país en el 2004, no fue lindo, tuve mis experiencias en Estados Unidos, pero anhelaba regresar a mi país. Lamentablemente los jóvenes no aprovechan las oportunidades que les da el país, es lamentable porque no tienen esa visión de poder conquistar el mundo”, dijo David minutos antes de recibir su título.

Foto EDH/ Lissette Monterrosa
“Con dedicación se puede salir adelante”, una madre soltera

Marielena Echeverría, de 29 años, originaria de Cuscatlán, es madre de dos menores de edad que la mantenían vendiendo productos en buses. Su vida no ha sido fácil para ella ya que tuvo que abandonar sus estudios cuando era muy joven tras la muerte de su padre.

Aunque confiesa que pensó en migrar, aún recuerda con gran pesar la trágica experiencia de su madre quien viajó a Estados Unidos de manera irregular, pero regresó al país muy delicada de salud, poco tiempo después de fallecer.

San Salvador 8 de junio de 2023 Marielena Echeverría de Rodríguez, de 29 años, es una de las graduadas. Se celebra la graduación de 125 becarios, estudiantes que no habían terminado sus estudios en el tiempo estipulado por diferentes motivos de su vida. Los jóvenes pertenecían a 27 escuelas de El Salvador. Este proyecto de portaequipajes es desarrollado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) Foto EDH.Lissette Monterrosa

REGRESAR A LA PÁGINA DE INICIO