50 años de cárcel para cinco pandilleros por descuartizar a una mujer que aún era c…

Los pandilleros de Barrio 18 Élmer Ernesto Medina Cuéllar, Ronald Oswaldo Ramírez, Wilfredo de los Ángeles Martínez Méndez, William Alexander Amaya Mancía y José Arnolfo Medina Cuéllar (hermano del primero), fueron condenados a 50 años de prisión por descuartizar a una mujer que todavía estaba vivo.

La sentencia fue emitida el lunes 16 de abril, durante la audiencia pública celebrada en el Juzgado Especializado de Sentencia para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres de San Salvador, que las declaró culpables del delito de feminicidio agravado.

En la audiencia, el juez consideró que la víctima, al momento de ser agredida, se encontraba en una situación de vulnerabilidad, pues eran cinco los agresores y ella se encontraba sola. Además, su misoginia, su desprecio por su condición de mujer, se evidenció al despojarla de su ropa antes de torturarla.

Según investigaciones fiscales, el 26 de agosto de 2017, en un sector del cantón Planes de la Laguna, en el municipio de Santa Ana, se escucharon los gritos de una mujer implorando a sus verdugos que no la mataran. Los cinco presos portaban machetes y la tenían rodeada de ella. Entonces los pandilleros comenzaron a golpearla y descuartizarla con machetes mientras estaba viva.

La Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR), meses después, hallaron dos fosas clandestinas en un predio particular del fraccionamiento Santa Rosa, del mismo cantón, en cuyo interior se encontraban dos costales de nailon en los que habían depositado los restos de la mujer.