Docentes exigen al Gobierno la reforma de pensiones que prometió hace un año

Las Bases Magisteriales exigieron una vez más al gobierno salvadoreño presentar una propuesta de reforma previsional, prometida hace más de un año por Nayib Bukele.

El secretario general de Bases Magisteriales, Jorge Villegas, recordó que la reforma también fue «una promesa de campaña del presidente» y que hace un año «ofreció presentarla dentro de un mes y aún no llega esa reforma».

El 15 de septiembre de 2021, a través de cadena nacional, Bukele prometió que en 30 días enviaría una “reforma integral de pensiones” a la Asamblea Legislativa, pero esto no sucedió.

Diputados oficialistas aseguraron en marzo de este año que pronto recibirían la reforma en la Asamblea. Incluso Bukele publicó en Twitter, el 22 de marzo, que ya estaban «dando los últimos toques» y que «un par de días más y lo mandamos».

El 1 de mayo, en el marco del Día Internacional de los Trabajadores, el Gobierno volvió a prometer una reforma. Ese día, en un acto realizado en un hotel capitalino con gremios afines, funcionarios del Ejecutivo anunciaron la inclusión de estas organizaciones en la discusión sobre las modificaciones al sistema de ahorro previsional.

Ante el panorama, las Bases Docentes exigieron al Gobierno que presente su propuesta en el menor tiempo posible, pues a la fecha estiman que unos 10.000 docentes no han podido jubilarse por el bajo monto que recibirían como pensión.

“Ahora más de un maestro estará cumpliendo 55 o 60 años si es hombre. Año tras año, se nombra un número de 400 profesores. Significa que 400 docentes este año cumplirán con los requisitos (por ley para jubilarse por vejez)”, dijo Villegas.

“Rechazamos enérgicamente que los maestros nacionales hayan sido condenados a pensiones de hambre y miseria. No es posible que la profesión por excelencia, que son los educadores, sea condenada de esta manera”, dijo Eliezer Amaya, miembro del gremio.

El gremio también advirtió que si no obtienen una respuesta de las autoridades, volverán a salir a las calles para exigir que se cumpla la promesa de hace un año, como sucedió en febrero y junio.

Etiquetas: