Gobierno de Bukele destinará más dinero para seguridad en 2023

El área de seguridad pública tiene presupuestado un gasto de $1.664,2 millones, mientras que la rama de Educación tiene $1.501,9 millones y Salud $1.131,2 millones.

La prioridad de gasto del gobierno de Nayib Bukele para 2023 se concentrará en el área de seguridad, más que en salud y educación, según datos del presupuesto del próximo año que ya está en manos de la Asamblea Legislativa para su aprobación.

De acuerdo con el documento presentado y divulgado por el Ministerio de Hacienda, se destinarán $1.664,2 millones al área de seguridad pública, mientras que $1.501,9 millones se destinarán a educación y $1.131,2 millones a salud.

El proyecto desglosa los gastos de cada rama de gobierno y también los agrupa por áreas de gestión.
En el caso del área de seguridad, el gobierno no solo incluye a la Secretaría de Seguridad Pública y Defensa Nacional, sino que suma los fondos que destinará a la Fiscalía General de la República (FGR), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Poder Judicial. Sucursal, pero también agrega el Ministerio del Interior.

Solo al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública se le asignan $588,2 millones, de los cuales $15 millones se destinarán al equipamiento táctico, estratégico, tecnológico y de videovigilancia de la Policía Nacional Civil; otros $5,5 millones para la dotación y reposición del parque vehicular para tareas de seguridad a nivel nacional; $3.5 millones para la construcción y mejoramiento de sedes policiales a nivel nacional; y $5,7 millones para mejoramiento y equipamiento médico de clínicas, policlínicas y laboratorios de la PNC, según se indica en el documento.

PUEDES LEER: Insuficiente inversión en educación estancó la economía del país

En el caso del Ministerio de la Defensa Nacional, destinará $250,6 millones.
“Estos recursos serán destinados a garantizar la defensa de la soberanía del Estado mediante el apoyo a las tareas de seguridad pública, ejerciendo un mayor control territorial en las zonas urbanas y rurales (…)”, explica Hacienda.

Este presupuesto incluye $17.8 millones para proyectos de inversión en equipamiento de movilidad estratégica y equipamiento de vigilancia, mejoramiento y médico para el Hospital Militar y unidades militares.

A diferencia del presupuesto de 2022, el Gobierno ha incluido en esta área de seguridad a la Secretaría de Gobernación, que contará con $196,2 millones para la «coordinación y articulación de las instituciones gubernamentales de planificación, ordenamiento y desarrollo territorial».

Estos fondos incluyen $1.5 millones para la dotación de equipo de protección para el personal del Cuerpo de Bomberos y $500,000 para equipo del Sistema Nacional de Protección Civil para la prevención en emergencias a nivel nacional.

Pero también se detalla que el Poder Judicial tendrá disponibles $443.3 millones, incluidos $32 millones para proyectos de infraestructura física para fortalecer el establecimiento de los centros judiciales.

Y la Procuraduría General de la República dispondrá de $122,3 millones, incluidos $33 millones para la construcción, equipamiento y modernización de las oficinas centrales de la Procuraduría General de la República.

En tanto, la PGR dispondrá de $39,8 millones, dentro de los cuales $29,8 millones serán para asistencia jurídica, prevención psicosocial, mediación y conciliación; y $2.5 millones para financiar la Oficina de Adopciones.

En suma, el monto que se destinará al área de seguridad ciudadana y justicia en 2023 por $1.664,2 millones representa el 18,7% del presupuesto total y el 5,5% del PBI (Producto Interno Bruto).

“Con esta cifra se seguirán financiando acciones estratégicas de seguridad pública, promoviendo la justicia y la seguridad pública, a través de la reconstrucción del tejido social enmarcado dentro de las líneas de actuación del Gobierno”, argumenta Hacienda.

Educación y Salud al 2023
Sin embargo, el gasto en tareas de seguridad no solo contrasta con el discurso oficial de que El Salvador es ahora el país «más seguro» de la región, sino también con los fondos que se destinarán a las ramas de Salud y Educación.

Según el presupuesto del otro año, el área de educación dispondrá de $1.501,9 millones, es decir, $162,3 millones menos que seguridad.

TAMBIÉN: Alta deuda pública y modesta inversión en educación, las debilidades de la economía actual

Con estos recursos deberá financiar millonarios programas como “Primera infancia”, al que se destinarán $219,6 millones, de los cuales $115 millones serán para el programa “Crecer y aprender juntos: Desarrollo integral de la primera infancia en El Salvador” ; $23,9 millones para el programa de mejora de la calidad y cobertura educativa: nace, crece, aprende”; y $80.7 millones para el programa de atención a la educación preescolar”.

Pero también destinan $281 millones para la reforma educativa “Mi nueva escuela”, que incluye el programa de mejoramiento de los ambientes educativos para la formación y aprendizaje integral a nivel nacional con un presupuesto de $91.7 millones y otros $90.4 millones para la inversión para reducir la digitalización. brecha en las escuelas.

colegio los almendros cobanos acajutla sonsonate ministro de educacion mauricio pineda
“El presidente Bukule se preocupa más por construir cárceles que por escuelas para los niños que son nuestro futuro”, dijo Maril Pérez, madre de dos alumnos del colegio Los Almendros en Acajutla, Sonsonate. Foto HRE/Jonatán Funes

También destinarán $22 millones para el programa de alimentación escolar y vaso de leche; $89.3 millones para inversión en “Mi nueva Escuela”; y $73.5 millones para paquetes escolares, entre otros gastos previstos.

En tanto, los $1.131,2 millones que ha programado Hacienda para el área de salud incluyen $47,7 millones para el programa “Creciendo juntos sanos: desarrollo integral de la primera infancia en El Salvador”; $60.7 millones que se utilizarán para contener y controlar la pandemia de covid-19; $45 millones que se destinarán al programa integrado de salud II; y $16.3 millones para mejorar la infraestructura y equipamiento de la red nacional de hospitales y unidades de salud a nivel nacional.

Si bien ambas áreas reflejan un incremento presupuestario para 2023, respecto a 2022, la estrategia del Gobierno ha sido agrupar el gasto destinado a Salud y Educación junto al de los Ministerios de Desarrollo Local ($52,6 millones), Vivienda ($22 millones) y de Cultura. ($25.4 millones) dentro del área denominada en el presupuesto como “Desarrollo Social”.

Al sumar los montos asignados a todas estas carteras, el presupuesto del área social luce mayor que el de seguridad, pues suma $3.948,1 millones, según el proyecto presentado por Hacienda.