Los estudiantes de San Fernando sueñan con ser profesionales

El Instituto Nacional del municipio de San Fernando, en el departamento de Chalatenango, sigue trabajando de manera combinada. Los estudiantes de secundaria tienen sus metas definidas: ser profesionales en Salud, Ingeniería o Derecho. Ya cuentan con la herramienta tecnológica que brinda el Ministerio de Educación (MINED), que les permitirá cumplir sus sueños académicos.

El municipio de San Fernando, se encuentra a 140 kilómetros de la capital, en medio de montañas y cerros que lo rodean. A sus pies, las cristalinas aguas del río Sumpul recorren toda la ciudad, al norte limita con el municipio de Ocotepeque, Honduras.

Las vistas desde las montañas son espectaculares, en el horizonte se pueden ver los volcanes de nuestro país. Desde el municipio de Dulce Nombre de María hasta San Fernando, hay una hora y 20 minutos de camino, entre pinos, flores, cafetales y selva virgen. Es una belleza de un entorno natural. Está San Fernando, su gente, sus jóvenes.

El instituto nacional comparte territorio con el centro escolar. Los apellidos más conocidos son: García, León, Deras, Guerra y Sánchez, entre otros. En ese lugar predomina la piel clara de sus habitantes, los ojos amarillos, verdes y castaños claros se pueden ver por todas partes.

El bullicio del Instituto Nacional rompe el silencio de la ciudad vieja. Cada alumno tiene su computadora personal entregada recientemente por el Ministerio de Educación. El cien por cien siempre están presentes en clases virtuales o presenciales. No hay más diversión que estudiar, navegar por el universo virtual, charlar y prepararse para los desafíos de la vida.

Algunos alumnos ya tienen más claro su objetivo: Alejandro estudiará Ingeniería Aeronáutica; Kathya quiere ser abogada; Carlos quiere ser ingeniero de sistemas; y Dayana está interesada en el tema de la salud. “Me gusta la mecánica aeronáutica, ya estoy buscando información al respecto (…) Sé que esto abre las puertas al mundo y quiero ser ingeniero en Aeronáutica”, dijo Gabriel Alejandro García Márquez. Por su parte, Kathya Marisol Guerra Henríquez dijo: «Quiero estudiar leyes y ayudar a mi gente de San Fernando a solucionar los problemas legales que existen en esta zona, como la trata, la violencia doméstica y otros».

Recibir computadoras del Gobierno ha animado a los jóvenes a pensar en carreras profesionales, explicó el director de la institución, Manuel Adonay García Martínez, “tanto docentes como alumnos han recibido computadoras, lo que facilita el trabajo académico que el currículo escolar (…) Nosotros también Brindar a los jóvenes cobertura de internet para que los estudiantes puedan estudiar sin problema. Asimismo, apoyamos a los jóvenes para que definan la carrera universitaria que quieren, eso nos llena de orgullo, que quieren ser profesionales ”, concluyó el director García, quien trabaja en esa área desde hace cuatro años.

En el municipio de San Fernando se realizan actividades agrícolas, ganaderas, comerciales y de preservación ambiental; por eso, los estudiantes sueñan en grande para elevar su tierra natal y dar vida a esta área única en el campo salvadoreño.