UES recibirá unos 7.000 nuevos entrantes menos para 2023

Las inscripciones para rendir el examen de admisión de 2023 en la Universidad de El Salvador (UES) descendieron a 18.000 aspirantes, unos 7.000 menos que las cifras habituales, informó este lunes el rector de esa institución de educación superior, Roger Arias.

En la entrevista de “TVX Encounter”, Arias indicó que 18,836 aspirantes se inscribieron para el examen de conocimientos generales para el nuevo ingreso de 2023. El registro para este examen cerró el 30 de septiembre.

“Lamentablemente, año tras año tocan a las puertas de la universidad una buena cantidad y lamentablemente tenemos que cerrar casi la mitad. Para las admisiones anteriores, teníamos solicitudes de alrededor de 25.000 estudiantes y aceptamos alrededor de 12.000, es decir, menos de la mitad. Para el año 2023, es decir, para el ingreso del próximo año, hemos tenido hasta las 12:00 de la noche una solicitud de ingreso de 18,836 postulantes”, dijo Arias.

De los más de 18.000 jóvenes bachilleres que rendirán la prueba, la universidad sólo admitirá a 11.000 estudiantes, advirtió Arias. El rector agregó que no puede abrir más vacantes para bachilleres porque desde 2005 no se asignan vacantes para la contratación de docentes.

Arias señaló que es posible que la caída de solicitudes de nuevos ingresos se deba a “la reducción de bachilleres este año, un poco más de 17.000 bachilleres para el año 2022, eso se explica en parte”.

Otra posibilidad, según el rector de la UES, es que haya algunos jóvenes bachilleres que estudien el bachillerato y luego migren y consigan un trabajo «digno» en otro país.

“Para algunos, la única esperanza, o al menos la ilusión, es poder obtener un diploma de escuela secundaria para poder migrar a Estados Unidos y conseguir un trabajo lo más indecente posible. Esa es la realidad de nuestro país. Antes migraban por la guerra y ahora es por las condiciones. El país no tiene hoy las condiciones para poder proveer a toda la población que demanda un trabajo”, agregó.

Según Arias, no se trata de que el Estado brinde oportunidades laborales, “se trata de generar condiciones para que la empresa privada pueda aumentar la capacidad de empleabilidad en El Salvador”.

Etiquetas: