Un digno ejemplo a seguir con el éxito obtenido por Frank Rubio

El futuro de El Salvador y de cualquier otro país está en la niñez y la juventud, y ahí es donde deben apuntar los gobernantes de nuestros países, y no importa cuán grandes seamos territorialmente, ya que la grandeza de una nación está determinada por la calidad de su población, por lo que en el caso de El Salvador, se debe poner mucha atención al programa que la Universidad de El Salvador (UES) viene desarrollando desde hace años, donde se están preparando académicamente niños y niñas con gran potencial, y contar la verdad, es el semillero donde se están forjando los futuros científicos de nuestro país, ya que se han comenzado a observar los frutos obtenidos por tan excelente programa y, por lo demás, los jóvenes que se han formado en la UES han demostrado de capacidad competitiva al participar en las Olimpiadas de Matemáticas y Biología, donde se han destacado en los primeros tres lugares frente a competidores internacionales.

Ahora viene la pregunta: ¿Qué opciones se les ofrecen a estos jóvenes para seguir desarrollándose a nivel competitivo y qué estímulos se les pueden dar? Ya que lo ideal sería darles seguimiento y brindarles un apoyo total.

Viendo ese gran ejemplo que nos ha dado el astronauta estadounidense con raíces en nuestro país, sería ideal que cuando el Dr. Frank Rubio venga al país, las autoridades de nuestra Alma Mater lo inviten al Recinto Universitario y que pueda aprender sobre el programa de los niños talentosos, y que el Dr. Rubio pueda tener un acercamiento con los niños y niñas, para que puedan ser motivados e inspirados por el Dr. Rubio para convertirse en futuros científicos o astronautas.

Por ello, es necesario que nuestras máximas autoridades de gobierno se comuniquen con las autoridades de nuestra Alma Mater y otorguen a la UES el lugar que se merece como forjadora del desarrollo intelectual y con el prestigio histórico que goza nuestra universidad a nivel internacional, por lo que yo se atrevería a proponer que la UES en coordinación con el Ministerio de Educación pueda contribuir al diseño de programas de educación media superior y superior.

Para finalizar quisiera aprovechar para felicitar a Frank Rubio por el cariño que le tiene a nuestro país y al mismo tiempo las felicitaciones son extensivas a sus padres quienes tuvieron la visión de llevarlo a los Estados Unidos de América cuando era un niño, para que tuviera la oportunidad de desarrollar ese talento innato. Les deseamos un feliz regreso a nuestro planeta.

Etiquetas: